(Diario de un libro)

(Diario de un libro)

Tanto mis ojos como mi cámara han huido

Hasta hoy mismo

De semejante engendro metálico

El único que hay en mitad de este paisaje

Pero el otro día pensé que sin él, probablemente, no tendría luz

Y que, al fin y al cabo, los pájaros lo acogen bien

Así que, bueno, lo dejé estar (como si pudiera hacer otra cosa)

Y hoy mismo, a pocos días de acoger al monstruo

Ocurre este milagro en mi pequeño reino…

La tumba ha traído flores y

La vida ha enterrado a la naturaleza muerta

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad